Los primeros pasos de esta bodega empiezan a dar sus frutos a finales del año 2001, como resultado el acuerdo de colaboración entre la Familia Gil y Chris Ringland, uno de los mejores enólogos australianos. La primera cosecha que se comercializa es la correspondiente a la añada 2002 bajo las marcas El Nido y Clío. En la campaña 2009 se elabora la primera cosecha de Corteo que completa la actual gama de vinos de Bodegas El Nido.
La bodega está enclavada en el Valle de la Aragona, 10 kilómetros al norte de la ciudad de Jumilla, dentro del «término de arriba», llamado así porque es la zona de mayor altitud dentro del término municipal de esta ciudad.