Ribeiro es una zona histórica de producción de vinos blancos, con un pasado glorioso y un presente muy prometedor. Hasta aquí ha llegado Alma Carraovejas, el proyecto de la familia Ruiz Aragoneses, propietaria de la prestigiosa bodega Pago de Carraovejas (D.O. Ribera del Duero). Con la adquisición de Viña Meín, la familia Ruiz Aragoneses apuesta por el potencial de esta firma emblemática de Ribeiro.
Viña Meín cuenta con 16 hectáreas de viñas divididas en 11 pequeñas parcelas. Las cepas crecen en terrazas de granito, sobre laderas y bancales del valle del Avia. Una zona con un microclima en el que confluyen distintas exposiciones entre poniente y naciente.